Creando suelos fertiles

Es un axioma fundamental de la jardinería y la agricultura ecológica,  que “la alimentación de la tierra” se refiere a la construcción de un suelo fértil, entendiendo en particular,  los métodos orgánicos, y de las técnicas de no laboreo; y el por qué funcionan tan bien.

A pesar de que no se puede ver la mayor parte de la misma, una compleja red alimentaria del suelo vive en su jardín; está lleno de lombrices, ácaros, bacterias, hongos – todo tipo de organismos interdependientes, en su mayoría microscópicos que liberan nutrientes minerales y crean la estructura suelta del suelo que los cultivos necesitan para prosperar. Micorrizas beneficiosas crecen dentro y alrededor de las raíces de las plantas, extrayendo del subsuelo nutrientes y agua para compartir con sus cultivos. Otros microorganismos previenen enfermedades y las plantas ayudan a resistir los ataques de insectos. Las interacciones son ilimitadas …

Utilizamos diferentes técnicas para mejorar la fertilidad de sus suelos, dependiendo de la función que quiere darle.

Mejoramos la capilaridad, absorción, retención de agua y el equilibrio mineral, protegiéndola del sol, del viento y de las aguas torrenciales . Imitamos los procesos de regeneracion de la naturaleza y la comprimimos en el espacio-tiempo, lo que se llama sucesión ecosistémica. … Si su tierra esta en un estado edafologico muy degradado ayudamos al sistema introduciendo plantas, arbustos y árboles pioneros de rápido cecimiento adaptados a las condiciones del clima mediterráneo seco y a partir de ahí comenzamos la regeneración biológica.

Háganos saber si tiene ganas de entender un poco más sobre este tema e implementar un ecosistema que mejore la fertilidad de su suelo a pequeña y gran escala. Contáctanos